• Buscar

El primer discurso de Biden: un brindis a la concordia

Esta madrugada por fin hemos sabido el resultado de Pensilvania y sus 20 representantes que llevan a Joseph R. Biden a ser elegido el 46º presidente de los Estados Unidos. Biden ha derrotado a Trump después de una semana de cruce de acusaciones. Trump incriminaba a los demócratas el haber introducido miles de votos falsos mientras Biden llamaba a la calma, a la espera de conocer el resultado de los últimos estados en liza.

Pero no vamos a hablar de algo que llevamos toda la semana viendo en la televisión. El sistema electoral de los Estados Unidos es el que es, no es perfecto, pero lleva mucho tiempo y ellos están contentos con su sistema, no es el nuestro.

Aquí vamos a analizar el primer discurso de Biden como futuro presidente, un análisis cualitativo utilizando herramientas informáticas, más concretamente Atlas.ti,[1] que permite cuantificar información que de otra manera no es fácil de medir. La transcripción se ha obtenido del New York Times por Matt Stevens.[2]

En el discurso de 17 minutos de duración vemos a un Biden rodeado de banderas de Estados Unidos en un escenario Azul Francia, jaleado por sus seguidores, todos con su mascarilla para protegerse del Covid-19, otro de los actores principales en estas elecciones presidenciales. La vestimenta de Biden también se ha cuidado, traje oscuro y camisa color crudo casi blanca con la bandera de estados unidos en el ojal de la chaqueta y una sencilla corbata azul de cuadros.

El texto tiene más de 1.500 palabras donde se repite la palabra América hasta 23 veces, la más numerosa, seguida de Will Make y Nation, más de una decena de veces. Dijo: “Seamos la nación que sabemos que podemos ser, una nación unida, una nación fortalecida, una nación curada” en un brindis a la pandemia.

Nube de palabras del primer discurso de Joseph R. Biden como futuro Presidente de los Estados Unidos de América

La palabra virus aparece hasta en tres ocasiones, antecedida de batalla y terrible, y seguida de control. Pandemia aparece en dos ocasiones, su objetivo es controlarla y por eso dice que el próximo lunes nombrará a un grupo de científicos y expertos como asesores de transición para ayudar a poner un plan de acción que comenzará el próximo 20 de enero de 2021, ya como presidente electo. Insiste: “No se puede reparar la economía, restaurar nuestra vitalidad o disfrutar de los momentos más preciados de la vida hasta que tengamos este virus bajo control”.

Su familia y colaboradores también tienen cabida en su discurso, su mujer Jill Biden es mencionada hasta en cuatro ocasiones presentándose él como el marido de Jill, una profesora, madre y trabajadora. La futura vicepresidenta Kamala Harris, es mencionada en dos ocasiones, la primera mujer de color de ascendencia asiática e hija de inmigrantes elegida para un cargo así. Sin duda, es uno de los activos a tener en cuenta, dada la edad que tiene el futuro presidente Biden, 77 años.

Después le siguen palabras de concordia, demócratas y republicanos, progresistas, moderados y conservadores, dice, la coalición más amplia y diversa de la historia. Se mencionan razas, gais, heterosexuales y transgénero. Sin duda, Biden percibe el problema que se ha generado, una fractura del país que le toca ahora reparar.

También menciona al principio del discurso, el haber ganado con el mayor numero de votos, 74 millones. El presidente Trump recordemos, ha sido el segundo con casi 70 millones, superando a Obama que también es mencionado en el discurso, como otros tres presidentes: A. Lincoln 1860, F.D. Roosevelt 1932 y J. F. Kennedy 1960.

Dice Biden: “Tenemos la oportunidad de vencer la desesperanza y construir una nación de prosperidad y con propósito”, recuperar el alma de América. Es donde viene un guiño al catolicismo, algo que muchos ponen en duda, con la mención a su hijo fallecido por cáncer y cerrando su discurso con las palabras de su himno favorito[3]: “Y Él te levantará con alas de águila, te llevará en la amplitud del amanecer, para que brille como el sol y te sostenga en la palma de su mano “.

Se trata de la letra de un himno compuesto por el Padre Jan Michael Joncas[4], un sacerdote católico que enseña música en la Universidad de St. Thomas. Biden es el primer presidente católico desde J. F. Kennedy, aunque sus relaciones con los católicos estadounidenses no son las mejores, recordemos como ha sido fuertemente criticado por el exnuncio en Estados Unidos Carlo María Viganò[5].

Sin duda, se trata de un discurso que trata de unir, de tender puentes, en un momento de gran importancia para un mundo azotado por la pandemia y donde, Estados Unidos se había replegado en un “America First”.  No se menciona ningún otro país como China o Rusia, solo el mundo, hasta en dos ocasiones. El mundo dice, les está vigilando en clara referencia a las protestas de Trump.  

Esta batalla, termino que también sale hasta en seis ocasiones, no ha hecho más que empezar, la estructura de la primera potencia del mundo que está cimentada en casi doscientos años de democracia ininterrumpida y que es difícil que se vea afectada por lo que vaya a hacer Trump, el quinto expresidente en no ser reelegido después de G. W. Bush en 1992, Jimmy Carter en 1980, Gerald Ford en 1976 y Herbert C. Hoover en 1932, éste último después del crack del 29, algo que deja ver en su mención a F.D. Roosevelt.

Se hablará ahora de democracia, clima, virus y sanidad, pero Trump se va dejando los índices más bajos de paro con un 3,7% y con el record de haber sido derrotado con el segundo mayor numero de votos de la historia de los Estados Unidos.[6] Su derrota se debe en buena medida, primero por no haberse enfrentado correctamente a la pandemia, y segundo y más importante, por haberse dejado llevar por el populismo.

Hace cuatro años muchos demócratas votaron a Trump, ahora ha sido él el gran culpable de su derrota, Biden no llega en un buen momento e incluso, algunos se arrepienten al haber sido tan justo el margen de su victoria cuando contaba con toda la maquinaría demócrata y de los grandes medios. La victoria de Biden comienza con la derrota del Covid-19, pero antes debe conseguir apaciguar a un país que verá a un Trump luchar en los juzgados por un voto por correo sin demasiado control, algo que nadie quiere escuchar.[7] Finaliza Biden con unas palabras que hemos oído repetir a todos sus presidentes: “Que Dios les bendiga y que Dios proteja a nuestras tropas”.  


[1] ATLAS.ti (2020). The Qualitative Data Analysis & Research Software. Disponible en: https://atlasti.com/ (Consulta 8-11-2020).

[2] Stevens, M. (8-11-2020). Read Joe Biden’s President-Elect Acceptance Speech: Full Transcript. The New York Times. Disponible en: https://www.nytimes.com/article/biden-speech-transcript.html (Consulta 8-11-2020).

[3] Ngo H. (8-11-2020). The meaning behind the hymn Joe Biden quoted during his victory speech. The List. Disponible en: https://www.thelist.com/274924/the-meaning-behind-the-hymn-joe-biden-quoted-during-his-victory-speech/  (Consulta 8-11-20).

[4] St. Thomas (2012). Theologian, Author and Composer Father Jan Michael Joncas Named Artist-in-Residence. Disponible en: https://news.stthomas.edu/theologian-author-composer-joncas-artist-residence/ (Consulta 8-11-20).

[5] Rebelión en la granja (2020). Nueva Carta Abierta de Vigano a Trump. Rebelión en la Granja. Disponible en:  https://rebelionenlagranja.com/noticias/nueva-carta-abierta-de-vigano-a-trump-20201101 (Consulta 8-11-20).

[6] Uchitelle, L. (11-7-2019). Unemployment Is Low, but That’s Only Part of the Story. New York Times. Disponible en: https://www.nytimes.com/2019/07/11/business/low-unemployment-not-seeking-work.html (Consulta 8-11-20).

[7] Gobierno de EEUU (2020). Cómo votar sin un documento de identidad. Disponible en: https://www.usa.gov/espanol/documento-para-votar (Consulta 8-11-2020).

Avatar
Augusto Conte de los Ríos

Augusto Conte de los Ríos es Capitán de Fragata de la Armada española . Jefe de Estudios y Subdirector Escuela de Submarinos “Almirante García de los Reyes” en Cartagena

Ver todos los artículos
Avatar Augusto Conte de los Ríos