• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: La campaña alemana en los Balcanes (3) La defensa griega

En el caso de Grecia, todas las tropas encargadas de la defensa (incluyendo las británicas) estaban puestas bajo la autoridad del general Papagos, jefe de las fuerzas griegas. Pese al consejo británico de concentrar su defensa en la ‘línea Haliacmon’, el general Papagos consiguió que el plan de defensa coordinado con los británicos contemplase la ocupación de la ‘línea Metaxas’ (cubierta por tres Divisiones y una Brigada de Infantería, que se repartían a lo largo de los 170 km de extensión de la línea) y que, en caso de que los alemanes superasen esa línea, las fuerzas anglo-griegas condujesen una operación de retardo hacia la ‘línea Haliacmon’. También quedarían fuerzas griegas defendiendo Salónica. Las tropas griegas situadas en Albania – unas doce Divisiones, que constituían la gran mayoría del Ejército griego – se mantendrían a la defensiva, aprovechando el terreno montañoso. La frontera entre Yugoslavia y Grecia – el valle entre Monastir y Florina, la parte crítica del dispositivo de defensa, pues carecía de obstáculos naturales que pudieran cerrar el avance alemán desde Yugoslavia – quedaba relativamente indefensa, aunque Papagos confiaba en que los alemanes necesitarían un tiempo relativamente largo para derrotar a los yugoslavos y cruzar el país. Durante ese tiempo, Papagos esperaba poder reorientar su defensa hacia donde fuese necesario, según la evolución de los acontecimientos.

A pesar de aceptar – sobre el papel – los planes defensivos de Papagos, las fuerzas británicas se mantuvieron tras la ‘línea Haliacmon’, al juzgar su jefe, el general Maitland Wilson, que eran insuficientes para combatir a los alemanes en Tracia. A la Fuerza ‘W’ se añadieron dos Divisiones de Infantería griegas, puestas bajo la autoridad de Wilson. Desde allí podrían cerrar el hueco defensivo existente en la frontera entre Grecia y Yugoslavia, el eje Monastir-Florina, en caso de necesidad. En conjunto, de las veintiuna Divisiones griegas disponibles, doce se mantendrían en Albania, con una más en reserva, haciendo frente a los italianos, dos permanecerían en la Macedonia griega junto con las dos Divisiones británicas de la Fuerza ‘W’, tres Divisiones y una Brigada defenderían los 170 km de la ‘línea Metaxas’ y dos Divisiones y una Brigada actuarían como reserva tras la ‘línea Metaxas’ y guarnecerían Salónica. En conjunto, inicialmente solo seis Divisiones griegas se enfrentarían al potente 12º Ejército alemán.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez