• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: La campaña alemana en los Balcanes (5). El ataque alemán en Yugoslavia

Los alemanes emplearon para la operación dos Ejércitos, el 12º Ejército, enfocado a la ocupación de Grecia, llevaría el esfuerzo principal, mientras que el 2º Ejército ocuparía Yugoslavia. Sin embargo, puesto que la ocupación de Grecia requería avanzar desde territorio yugoslavo (los alemanes pensaban emplear el mencionado “hueco defensivo” que discurría entre Monastir en Yugoslavia y Florina en Grecia). Para cumplir su misión el 12º Ejército tendría que ocupar también la provincia yugoslava de Macedonia, fronteriza con la Macedonia griega, partiendo del Oeste de Bulgaria.

El 12º Ejército disponía de:

  • El XVIII Cuerpo de Ejército de Montaña (desplegado en Bulgaria, al Norte de la “línea Metaxas”, y compuesto por la 2ª División Panzer, dos Divisiones de Montaña y una de Infantería), con la misión de superar la “línea Metaxas” y llegar hasta Salónica. Para ello, presionaría a las fuerzas griegas con sus unidades de Infantería y de Montaña, mientras que la 2ª División Panzer desbordaría por el Oeste las defensas griegas, penetrando en Grecia desde territorio yugoslavo por el valle del Struma, que finalizaba en Salónica.
  • El XXX Cuerpo de Ejército (situado en Bulgaria, al Este de Grecia, con dos Divisiones de Infantería), que ocuparía Tracia Oriental y fijaría a los defensores griegos, amenazando el flanco oriental de la “línea Metaxas”, para que pudieran ser envueltos por la 2ª División Panzer.
  • El XL Cuerpo de Ejército (desplegado en Bulgaria, y dirigido hacia la Macedonia yugoslava, compuesto de la 9ª División Panzer, la 73ª de Infantería y la División SS Leibstandarte Adolf Hitler). El XL Cuerpo de Ejército abriría paso en las defensas yugoslavas a la 2ª División Panzer, para que alcanzase el valle del Struma. Al mismo tiempo pentraría en la Macedonia yugoslava, para alcanzar el corredor Monastir-Florina, para desbordar la “línea Haliacmon”.
  • El Panzergruppe I (el Panzergruppe Kleist que había operado en Francia, ahora compuesto por dos Divisiones Panzer, dos de Infantería Motorizada, otra de Infantería y una de Montaña y el Regimiento de Infantería Motorizada Grossdeutchland), penetraría en Serbia desde el sur, dirigiéndose a Belgrado a través de Nis, destruyendo al Grupo de Ejércitos III yugoslavo.
  • La 16ª División Panzer actuaría como reserva.

Por su parte, el 2º Ejército se organizaba en cuatro Cuerpos de Ejército (uno de ellos motorizado, con dos Divisiones Panzer y una de Infantería Motorizada), otro de Montaña (con dos Divisiones de Montaña y una de tropas de fronteras) y dos de Infantería (uno con tres Divisiones de Infantería y otro con una reforzada, junto con unidades menores. A las fuerzas alemanas que operarían contra Yugoslavia se unieron el 2º y el 9º Ejércitos italianos (un total de veintidós Divisiones de Infantería) y quince Brigadas húngaras. El 2º Ejército debía ocupar Croacia y Eslovenia, y atacar Belgrado desde el Norte, en colaboración con el Ejército húngaro, que atacaría la capital yugoslava desde el Este. La misión del 2º Ejército era relativamente sencilla (en sus memorias, el general Von Mellenthin, jefe de inteligencia del 2º Ejército en esa operación) describió la campaña como “un paseo militar”. Las razones de ello están en la falta de moral de combate de las unidades croatas y eslovenas, que llegaron a rebelarse contra sus oficiales serbios, recibiendo a los alemanes como libertadores.

El plan alemán se iniciaría, como empezaba a ser costumbre, con un potente ataque aéreo por sorpresa, con el fin de destruir en tierra a la fuerza aérea yugoslava y neutralizar los centros directivos del gobierno, bombardeando sus sedes en Belgrado. Además, la Luftwaffe se encargaría de inmovilizar a la reserva yugoslava.

Como era de esperar, la resistencia yugoslava fue muy débil, dada la descomposición interna del país. Además de ello, aplicando su plan defensivo y su doctrina – copia local de la “bataille conduite” -, los yugoslavos distribuyeron uniformemente su potente Artillería y sus modernos cañones contracarro por toda la frontera, por lo que siempre estuvieron en inferioridad numérica local en los estrechos sectores por los que penetraron las fuerzas alemanas. Muchos de estos medios no llegaron a combatir antes de la rendición. Sorprendentemente, tras el inicio de las hostilidades el 6 de abril, al día siguiente los yugoslavos del 3er Ejército (perteneciente al Grupo de Ejércitos III, situado en el sur del país) iniciaron operaciones ofensivas contra las posiciones italianas en Albania, confiando en que los otros dos Ejércitos que constituían su Grupo de Ejércitos serían capaces de detener a los alemanes. Pese a algunos éxitos iniciales, la caída de Skopje (capital de la provincia yugoslava de Macedonia) en manos alemanas obligó a los yugoslavos detener la ofensiva. En realidad, la campaña en suelo yugoslavo apenas tiene lecciones interesantes desde el punto de vista doctrinal.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez