• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: La derrota italiana en Libia (3): Operación Compass

Durante la prolongada detención del 10º Ejército italiano ante Sidi Barrani, los británicos planearon una operación limitada, dirigida a hostigar a las fuerzas italianas y desarticular una futura ofensiva, aunque no descartaban una posible explotación del éxito, si aparecía la oportunidad. Así, las fuerzas británicas ensayaron en localizaciones próximas a Marsa-Matruh una operación destinada a tomar dos de las posiciones avanzadas italianas en Sidi Barrani: Nibeiwa y Maktila. La operación prevista (‘Operación Compass’) preveía el empleo de la 4ª División India (una División de Infantería regular, pero motorizada sobre camiones), reforzada por los Matilda-II del 7º Regimiento Acorazado (del núcleo de tropas de Cuerpo de Ejército de la Western Desert Force), para el asalto a las posiciones italianas, con la 7ª División Acorazada cubriendo su flanco sur y como reserva.

El 9 de diciembre, los británicos lanzaron una serie de violentos ataques sobre las fortificaciones italianas al sur de Sidi Barrani, empleando columnas muy móviles de carros. En estos enfrentamientos, el mayor alcance de los cañones de los carros británicos les permitió batir a placer a la Infantería italiana, mientras que la velocidad de movimiento de estas columnas y la falta de cartografía hacía tardío e ineficaz el fuego de la Artillería de apoyo italiana. Por su parte, la Artillería británica, que sí disponía de mapas (las posiciones italianas en Sidi Barrani estaban en el Egipto controlado y cartografiado por los británicos desde antes de la guerra) y que tiraba sobre objetivos estáticos y bien localizados, demostró que seguía ‘en plena forma’, proporcionando un eficacísimo apoyo de fuegos. Al cabo de dos días de violentos combates, en el que los italianos sufrieron cuantiosas bajas, el frente italiano colapsó, y el 10º Ejército comenzó una apresurada retirada hacia territorio libio, siguiendo la deteriorada carretera que prolongaba la vía Balbia, la única disponible. Bajo el constante hostigamiento de los carros británicos, la retirada italiana – realizada principalmente a pie – degeneró en una huida descontrolada, de tal forma que los británicos vieron su avance más entorpecido por el elevado número de prisioneros (más de 38.000 en la primera semana de contraataque) que por ninguna resistencia organizada. El inesperado éxito de la ofensiva británica llevó a que se reforzasen las fuerzas atacantes con la 6ª División Australiana (otra división motorizada), que se unió a la 7ª División Acorazada ya en territorio libio el 1 de enero de 1941, permitiendo continuar el ataque.

Entre el 3 y el 5 de enero, los infantes australianos, apoyados por los 23 carros Matilda-II del 7º Regimiento Acorazado, tomaron Bardia, haciendo 25.000 prisioneros más, junto con casi 300 piezas de Artillería y más de 700 vehículos. Tobruk cayó el 21 de enero (otros 20.000 prisioneros). La retirada italiana continuó más allá de Bardia y Tobruk, hasta la posición defensiva de Derna. En esta posición se encontraba, además de una División de Infantería,  la Brigada Babini, con 93 carros, entre los que se encontraban 65 de los nuevos M-13/40. Hasta ese momento, los italianos, aún más que los alemanes en Francia en la primavera de 1940, carecían de ninguna forma de destruir a los pesadamente acorazados carros Matilda-II, y solo con muchas dificultades a los Cruiser. Derna fue atacada por la 6ª División Australiana, apoyada por los 70 carros Cruiser de la 4ª Brigada Acorazada (una de las dos Brigadas de la 7ª División Acorazada). La presencia de los M-13/40 en Derna frenó el ataque de los británicos (lo que no había ocurrido hasta ese momento), que sufrieron fuertes pérdidas de carros. Junto con la presencia de los M-13/40, la Artillería italiana sí disponía de cartografía en Derna (que pertenecía a la colonia italiana de Libia), lo que le permitió prestar un adecuado apoyo de fuegos que abortó el ataque de los infantes australianos. Sin embargo, los carros británicos de la 7ª Brigada Acorazada (la otra de las Brigadas de la 7ª División Acorazada) rodearon por el Sur de las montañas de Cirenaica la posición defensiva de Derna, ocupando Mechili y amenazando con cerrar la vía Balbia a retaguardia de las defensas italianas, forzando su evacuación.

Ver las imágenes de origen
Carro italiano M-13/40. Armado con un cañón de 47 mm y con una torre biplaza, fue casi el único medio de los italianos capaz de destruir a los carros británicos en África.

Posteriormente, las dificultades logísticas, las fuertes pérdidas sufridas y la presión de los británicos, llevaron al 10º Ejército a evacuar Bengasi, hostigados en su retirada por los australianos. Mientras la 6ª División Australiana mantenía la presión sobre la retaguardia italiana a lo largo de la vía Balbia, la 7ª División Acorazada atajó – cruzando el desierto en lugar de buscar la carretera costera – para cortar la retirada italiana en la aldea de Beda Fomm, donde llegó el 5 de febrero, bloqueando la carretera y estableciendo una posición defensiva. Los primeros elementos del 10º Ejército llegaron apenas treinta minutos después, encontrando bloqueada su ruta de retirada. Entre el 5 y el 7 de febrero, los italianos intentaron incesantemente romper la posición defensiva británica, sin éxito. Atrapados entre los australianos y los británicos, los restos del 10º Ejército se rindieron: 25.000 prisioneros más. Las fuerzas italianas en África del Norte habían dejado de existir: sus pérdidas ascendían a 5.500 muertos, 10.000 heridos y 133.000 prisioneros, junto con miles de vehículos, más de 400 carros y 800 piezas de Artillería.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/e7/Italian_battery_of_149-35_and_120-25_guns_captured_by_the_British.jpg
Artillería italiana capturada por los británicos en Beda-Fomm (Libia). Son obuses ‘tipo Bange’, diseñados en los años setenta del s. XIX. Pese a su agresividad política, Italia estaba absolutamente falta de preparación para un conflicto moderno.

La victoria británica selló el destino del Ejército italiano en Libia, con una contundencia similar a la de la derrota francesa de 1940, con la que tuvo muchos puntos en común.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez