• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial. La primera contraofensiva británica: Brevity (2)

https://global-strategy.org/evolucion-de-la-doctrina-militar-en-la-segunda-guerra-mundial-la-primera-contraofensiva-britanica-brevity-2/ Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial. La primera contraofensiva británica: Brevity (2) 2020-11-28 13:51:32 Carlos Javier Frías Sánchez Blog post War Studies Doctrina militar Segunda Guerra Mundial
Print Friendly, PDF & Email

El 9 de mayo, los alemanes interceptaron un boletín meteorológico de la Artillería británica emitido por radio. Estos boletines estaban destinados a incrementar la eficacia del tiro de los obuses, y su difusión por radio solía ser un indicador muy fiable del inicio de un ataque. Como consecuencia, Rommel ordenó al 8º Regimiento Panzer (de la 15ª División Panzer) que acelerase su marcha desde Trípoli, y a la Aviación germanoitaliana que localizase y hostigase a las concentraciones de carros británicos, tarea en la que tuvo poco éxito ante la oposición de una reforzada R.A.F.

El 15 de mayo, Gott inició su ataque a las 06:00, con sus tres columnas avanzando de forma simultánea. En el paso de Halfaya se encontraron con una fiera resistencia por parte de los bersaglieri italianos, que, pese a las limitaciones de sus cañones M-35 fueron capaces de poner fuera de combate siete pesados Matilda-II. Sin embargo, la gran superioridad numérica británica se acabó imponiendo, y el estratégico paso quedó en manos británicas hacia las ocho de la mañana. A partir de allí, los británicos avanzaron hacia Mussaid, que fue ocupada poco después de las diez. Desde allí, los Matilda-II del 4º Regimiento Acorazado y el I DLI avanzaron hacia Fuerte Capuzzo. En el camino se encontraron con un grupo de unos veinte carros alemanes, que se retiraron tras constatar la imposibilidad de destruir a los pesados Matilda-II en un breve combate en el que averiaron cinco carros británicos. Pese a la defensa de los infantes italianos de la División Trento, poco después de mediodía Fuerte Capuzzo se encontraba en manos británicas, quedando ocupado por tres Compañías del I DLI, mientras que una tercera Compañía ocupaba el aeródromo próximo. Una Compañía del III CSG avanzó por la tarde desde Fuerte Capuzzo hacia Bardia, pero encontró una decidida resistencia por parte italiana, que obligó a detener el ataque.

Por su parte, la columna del desierto avanzó a lo largo del dia, con frecuentes encuentros con los carros del Kampfgruppe Von Herff, que, no obstante, eludieron el combate y se fueron replegando hacia el Oeste. Al final del día, los Cruisers del 7º Regimiento Acorazado se encontraban al oeste de Fuerte Capuzzo, en disposición de avanzar hacia Sidi Azeiz. No obstante, en ese momento solo nueve de sus Cruiser estaban operativos (en la mayoría de los casos, estaban temporalmente inutilizados por avería mecánica).

La columna de la costa consiguió tomar la parte norte del paso de Halfaya, pero solo al final del día, tras lo cual comenzó su redespliegue hacia Sollum.

El ataque británico creó inicialmente una gran confusión para el mando alemán. Los informes sobre la presencia de unidades de carros británicos bien al interior del desierto y también en Fuerte Capuzzo hicieron pensar a Rommel que Gott había sido capaz de desplegar una gran fuerza de carros en el desierto, en el vulnerable flanco sur del despliegue alemán. Como consecuencia, Rommel ordenó la concentración de todos sus carros disponibles para crear una masa suficiente para enfrentarse a lo que creía que era una importante fuerza acorazada británica. En ese mismo entendimiento, los carros alemanes evitaban enfrentarse a lo que pensaban que era una fuerza británica numéricamente muy superior. Rommel reforzó a Von Herff con el I Batallón del 8º Regimiento Panzer, con otra Batería de cañones de 88/56 y, al día siguiente, con el I Batallón del 5º Regimiento Panzer, reforzado con un Batallón de Infanteróa Motorizada y un Grupo de Artillería.

El FlaK-18/36/37/41 (FlaK era la abreviatura de Flieger-abwehr Kanone o cañón antiaéreo; los números ‘18’, ‘36’, ‘37’ y ‘41’ corresponden a las varias versiones existentes de esta pieza, con pequeñas diferencias entre ellas, puestas en servicio en ese año) de 88/56 mm. Disparaba un proyectil de 15 kg a 820 m/s. Era capaz de destruir cualquier carro de la época.

Sin embargo, poco a poco, los alemanes fueron conscientes de la reducida entidad de la fuerza atacante británica. El mismo día 15 por la tarde, Von Herff contraatacó en Fort Capuzzo con el II Batallón del 5º Regimiento Panzer. La Compañía del I DLI que ocupaba el aeródromo, sin armas contracarro, fue rápidamente puesta en fuga, mientras que la guarnición de Fuerte Capuzzo, que había perdido el apoyo de los Matilda-II, forzados a replegarse para efectuar reparaciones, tuvo que retirarse en dirección a Mussaid.

El General Gott, consciente de la vulnerabilidad de su XXII Brigada de Infantería sin el apoyo del 4º Regimiento de Carros, ordenó a la columna del desierto que mantuviese ocupados a los alemanes mientras retiraba a los infantes a través del paso de Halfaya. La VII Brigada Acorazada fue capaz de evitar un ataque alemán en fuerza mientras se retiraba ordenadamente, después de haber asegurado la retirada de la XXII Brigada de Infantería.

Al final de la jornada del 17 de mayo, el crucial paso de Halfaya estaba en manos británicas, mientras que las pérdidas sufridas eran similares por ambos bandos.

La operación Brevity hizo que Rommel reprase en la importancia del paso de Halfaya, por lo que organizó inmediatamente una operación encaminada a recuperarlo. Esta operación se denominó Skorpion y corrió a cargo del Kampfgruppe Von Herff.

El plan alemán se basaba en fingir que iban a realizar un amplio envolvimiento por el flanco sur, por el desierto, hacia el interior de Egipto, con el fin de forzar la retirada de la guarnición del paso de Halfaya (un Batallón de Infantería y los nueve carros Matilda-II que le quedaban al 4º Regimiento Acorazado) por miedo a ser envueltos. La toma del paso se realizaría mediante un ataque conceéntrico con carros e Infantería. La Infantería atacaría por la línea escarpada desde el noroeste, y los carros desde el sur y el oeste.

El ataque se ejecutó los días 26 y 27 de mayo. Si bien la finta no tuvo éxito, la superioridad alemana se impuso y forzó la retirada de las tropas británicas, con escasos combates. La facilidad con la que los británicos cedieron el crucial paso de Halfaya se explica porque las tropas empleadas en la Operación Brevity se habían retirado a Egipto, para ser reorganizadas y abastecidas con los equipos llegados en un masivo convoy denominado ‘Tiger’, que había entrado en Alejandría el 12 de mayo. Entre estos medios se encontraban 238 carros (21 carros ligeros Mk-VI B, 29 carros Cruiser, 53 nuevos Crusader y 135 Matilda-II), destinados a reconstruir la 7ª División Acorazada, y 43 cazas Hawker Hurricane.

La operación Brevity ponía de manifiesto que los británicos distaban mucho de estar vencidos en suelo africano. Además de ello, se había puesto nuevamente de relieve la vulnerabilidad de las unidades de Infantería ante los carros en el desierto y la poca eficacia de los cañones contracarro empleados hasta entonces frente a los carros mejor protegidos. El mando de las unidades de carros alemanas no había estado a la altura de su reputación de audacia, por lo que Rommel cesó a muchos de sus jefes. El impacto de la logística también se hacía notar: la tímida reacción del 5º Regimiento Panzer frente a la VII Brigada Acorazada británica no había sido solo cuestión de falta de decisión, sino también de escasez de combustible; durante la operación Skorpion, los alemanes solo emplearon 70 carros, pese a disponer de 160, también por escasez de combustible. La escasa disponibilidad de tropas con relación a la extensión del terreno hacía también claramente imposible la constitución de un frente continuo, lo que obligó a generalizar la ocupación de ‘erizos’ defensivos protegidos en todo su perímetro, dotados de armas contracarro y apoyados en campos de minas, pero, en conjunto, el dispositivo defensivo italoalemán era necesariamente débil.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel destinado en la División de Plantes del Estado Mayor del Ejército de Tierra español

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez