• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial. La primera contraofensiva británica: Brevity

Para Clausewitz, la guerra es un ‘conflicto de voluntades’ enfrentadas, lo que implica que un adversario no está derrotado hasta que se considera a sí mismo como tal. Superficialmente, la ofensiva del Eje en la primavera de 1941 podría considerase como una ‘compensación’ de los germanoitalianos del éxito británico de la Operación ‘Compass’, culminado con la derrota italiana en Beda Fomm. Sin embargo, ni las pérdidas británicas en la campaña de la primavera de 1941 fueron comparables a las italianas de 1940, ni los británicos se consideraron vencidos en ningún momento. De hecho, los intentos de contraataque de las fuerzas de la Commonwealth en Egipto comenzaron casi inmediatamente, dirigidos a romper el frente alemán en la frontera entre Libia y Egipto.  Los esfuerzos británicos estaban favorecidos por una situación logística muy favorable, gracias a la existencia de una línea férrea entre Alejandría y Sollum (en la misma frontera con Libia), en agudo contraste con las dificultades logísticas que aquejaban a los germanoitalianos.

El paso de Halfaya es un estrecho corredor que atraviesa una línea de escarpaduras que se extiende desde Sollum hacia el sureste. Su importancia militar deriva de que esta línea de escarpaduras impide el paso a unidades motorizadas, por lo que el dominio del paso de Halfaya permitía a los británicos, si se encontraban en defensiva, asegurar su flanco sur, el desierto, que se había utilizado regularmente para envolver a las tropas que operaban a lo largo de la vía Balbia. Sin el control del paso, envolver a las unidades que defendían la frontera egipcia a caballo de esta única carretera no era posible. En ofensiva, el control del paso de Halfaya permitía sostener logísticamente desde Egipto a las unidades que operasen en el desierto al sur de la vía Balbia en territorio libio. En consecuencia, una operación similar a la exitosa Compass tenía como requisito previo el control del paso. Por parte alemana, en ofensiva, el dominio del paso de Halfaya permitía amenazar el flanco sur de las defensas británicas frente a Sollum, haciendo casi imposible mantener estas posiciones. En defensiva, si el Eje mantenía el control del paso de Halfaya, un posible envolvimiento por el sur solo sería posible con unidades de muy pequeña entidad y con una logística precaria.

En mayo de 1941, el despliegue de las fuerzas del Eje en la frontera entre Libia y Egipto estaba concentrado en mantener el sitio de Tobruk (a cargo, fundamentalmente, de las cuatro Divisiones de Infantería italianas), mientras que las posiciones fijas de la frontera (Sollum, y el paso de Halfaya, en primera línea, y Bardia y Fuerte Capuzzo, en segunda) estaban guarnecidas por unidades italianas escogidas, pero muy pequeñas. Una Compañía de bersaglieri, con una Batería de los poco eficaces cañones contracarro M35 de 47/32 y una Batería de Artillería de Montaña (con cuatro viejos 75/27) guarnecían el paso de Halfaya, meintras que otra Compañía de bersaglieri apoyada por un Grupo de Artillería con doce cañones de 105/28 defendía Sollum. En Bardia desplegaba un Battalón de Infantería con otra Batería Contracarro de M-35 y una Batería antiaérea.

La principal reserva alemana era el Kampfgruppe Von Herff (un Kampfgruppe era una unidad temporal, creada por la unión temporal de varias unidades diversas; estos agrupamientos tomaban el nombre de su jefe), creado sobre la base de los Batallones de Reconocimiento III (de la 5ª División Ligera alemana) y XXXIII (de la recién llegada 15ª División Panzer), el II Batallón del 5º Regimiento Panzer (de la 5ª División Ligera), el XV Batallón de Infantería sobre motocicletas (también de la 15ª División Panzer), un Batallón Motorizado Italiano de la División Trento, una Batería de Cañones de 88/56 (antiaéreos y contracarro), algunas piezas de campaña de 105 mm y un par de Baterías Antiaéreas motorizadas con cañones de 20 mm. Este abigarrado conjunto de unidades estaba bajo el mando del Coronel Von Herff y desplegaba entre Tobruk y la frontera, preparado para reaccionar ante un envolvimiento por el sur (poco probable, mientras se mantuviera el control del paso de Halfaya), un ataque británico a las posiciones de la frontera o bien una salida de la guarnición sitiada en Tobruk.

El dominio del Eje del paso de Halfaya limitaba mucho las posibilidades de maniobra de los británicos, al impedir un envolvimiento en fuerza por el sur. Además de ello, el hecho de que Rommel hubiese centrado su esfuerzo en Tobruk era el único factor que había permitido detener a las fuerzas del Eje ante Sollum: en cualquier momento, un ataque desde el paso de Halfaya podría obligar a las defensas británicas en esta zona a una precipitada retirada.

En consecuencia, el General Wavell decidió ejecutar una ofensiva limitada en tiempo, en fuerzas empleadas y en objetivos, destinada a ocupar posiciones ventajosas, que permitiesen operaciones de mayor entidad en el futuro. Esta operación se denominó (adecuadamente), Brevity.

Esta operación se preparó teniendo en cuenta que las fuerzas del Eje que guarnecían las posiciones de Sollum y del paso de Halfaya eran muy reducidas, por lo que los británicos tenían una ‘ventana de oportunidad’ para mejorar su situación defensiva y ganar posiciones que permitiesen ejecutar operaciones posteriores en condiciones más favorables. Los objetivos de Brevity eran la recuperación del paso de Halfaya, la toma de Fort Capuzzo (que dominaba el extremo de otra escarpadura que limitaba la movilidad al sur de Tobruk) – lo que requería la toma de Sollum y Mussaid – y, si fuera posible, del puerto de Bardia. Este puerto estaba siendo empleado por submarinos alemanes y barcazas costeras para abastecer a las tropas del Eje. Si bien su actividad era reducida (fundamentalmente por la actividad de la R.A.F.), su pérdida complicaría aún más la ya difícil situación logística de los germanoitalianos.

Con las limitadas fuerzas disponibles, el General Gott planeó una operación con tres esfuerzos distintos:

  1. Por el sur del paso de Halfaya, empleando una pequeña fuerza constituida sobre la base de la veterana VII Brigada Acorazada, que realizaría una larga marcha por el desierto al sur de la escarpadura del paso de Halfaya. Esta fuerza se componía esencialmente del 2º Regimiento Acorazado (con 29 carros Cruiser), el Regimiento de Caballería de la 6ª División Australiana (con 28 carros ligeros Mk-VI B) y tres columnas de entidad Batallón disminuido, creadas sobre la base del Division Support Group de la 7ª División Acorazada, y una treintena de vehículos blindados de ruedas Marmon-Herrington del 11º Regimiento de Húsares. Esta fuerza tenía como misión atraer la atención de las reservas alemanas, avanzando hacia Sidi Azeiz, para dar la impresión de un ataque dirigido a levantar el cerco de Tobruk. Los coches blindados de los húsares protegerían el flanco sur de esta fuerza.
  2. En el centro, llevando el esfuerzo principal, una agrupación de la XXII Brigada de Guardias (con tres Batallones de Infantería, el I Batallón de Durham Light Infantry – I DLI -, el II Batallón de Scots Guards – II SG – y el III Batallón Coldstream Guards – III CSG), apoyada por los 24 ‘carros de Infantería’ Matilda-II del 4º Regimiento Acorazado, tomaría el paso de Halfaya, Mussaid y Fuerte Capuzzo, y posteriormente ejecutaría un reconocimiento de fuerza de entidad Compañía hacia Bardia.
  3. Por la carretera de la costa, atacaría una tercera agrupación, con el II Batallón de la ‘Brigada de Fusiles’, apoyada por el 8º Regimiento de Artillería de Campaña y por los morteros del III CSG, en dirección a Sollum.

Cada columna llevaba agregada una Compañía contracarro dotada con una decena de los poco eficaces 2-pounder.

Cañón contracarro británico QF (Quick Fire) 2-pounder. Con un calibre de 40 mm., disparaba un proyectil de 0,9 kg (2 libras), con una velocidad inicial de 792 m/s. En 1941 ya estaba desfasado frente a los carros alemanes más pesados

El plan de Gott estaba adaptado a los medios disponibles, pero seguía aplicando en gran medida la idea ‘tanks only’: el avance en la profundidad del despliegue enemigo corría esencialmente a cargo de los carros, mientras que la Infantería ocuparía las posiciones tomadas y las defendería. Sin embargo, las deficiencias doctrinales del Ejército británico seguían pesando: la Infantería británica carecía de medios contracarro (fuera de los dispersos 2-pounders de la Compañía Contracarro), confiando en sus carros de apoyo (caso de las dos primeras columnas) o en su Artillería (caso de la tercera) para enfrentarse a los carros germanoitalianos.

Plan de ataque británico en la operación Brevity

Esto hacía que las posiciones tomadas que debían ser guarnecidas por los infantes británicos carecerían de capacidad para enfrentarse eficazmente a los carros alemanes, a menos que los carros británicos cesasen su avance y apoyasen la defensa de estas posiciones. Además de ello, las dos columnas más móviles carecían de apoyo artillero (por lo que la responsabilidad de su apoyo de fuegos recaía también en sus carros), lo que implicaba que no disponían de otros medios para enfrentarse a los cañones contracarro alemanes que sus propios carros…

La Royal Air Force proporcionaría cobertura permanente de caza a las columnas, evitando la acción de la Luftwaffe.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez