• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial. La primera ofensiva de Rommel: febrero-abril de 1941 (I)

A mediados de febrero, Rommel decidió desplegar el III Batallón de Reconocimiento de la 5ª División Ligera (prácticamente, su única unidad disponible), apoyado por medios contracarro, en Naufaliya, a mitad de camino entre Sirte y El Agheila. Allí tuvo un primer encuentro con patrullas británicas de la 2ª División Acorazada, que se saldó favorablemente a los alemanes. Ante la falta de reacción de los británicos a la ocupación de Naufaliya, a mediados de marzo, Rommel decidió preparar un ataque sorpresivo sobre las posiciones británicas en El Agheila, aprovechando la llegada de nuevas unidades de la 5ª División Ligera, entre las que destacaba el 5º Regimiento Panzer, llegado el 11 de marzo a Trípoli, con un total de 155 carros (25 Panzer-I, 45 Panzer-II, 61 Panzer-III, 17 Panzer-IV y 7 carros de mando).

El 17 de marzo, Rommel tuvo una entrevista con Hitler y con el General Von Brauchitsch, jefe del OKW alemán, en Berlín. En ella, el jefe del OKW dejó muy claro a Rommel que no estaba autorizado a emprender ninguna acción ofensiva, al menos hasta la llegada de la 15ª División Panzer, prevista para mayo, e, incluso entonces, mantendría siempre a sus unidades al Oeste de Bengasi (el límite máximo que permitían sus convoyes logísticos). Los británicos interceptaron esta información a través de ‘Ultra’, su servicio de desencriptación de las transmisiones alemanas que empleaban la máquina ‘Enigma’. Como consecuencia, no esperaban ningún ataque alemán en Libia. Ésta es una de las primeras ocasiones en las que el particular carácter de Rommel influyó decisivamente en los acontecimientos: descontento con las órdenes recibidas de Von Brauchitsch, Rommel se decidió a iniciar una ofensiva sobre la Libia ocupada por los británicos, empleando las escasas fuerzas disponibles. Así, el 24 de marzo, el III Batallón de Reconocimiento alemán desencadenaba un ataque sobre las posiciones británicas de El Agheila. El terreno entre El Agheila y Bengasi es ideal para el empleo de carros de combate, y, por eso mismo, muy inadecuado para el combate de Infantería. En consecuencia, y de acuerdo con las órdenes recibidas el Division Support Group (DSG) se retiró sobre la vía Balbia hasta Mersa Brega. El 31 de marzo, la 5ª División Ligera atacó las posiciones británicas de Mersa Brega, donde el frente se limitaba a un estrechamiento de quince kilómetros, entre el mar y un pantano salado infranqueable. Al sureste de Mersa Brega desplegaba la III Brigada Acorazada. Los alemanes emplearon allí con éxito las viejas tácticas de las Stosstruppen,: encontraron un punto débil en las defensas británicas, cerca de la costa, y Rommel empeñó el Batallón de Ametralladoras de la 5ª División Ligera para reforzar a las unidades que encontraron la brecha, consiguiendo desbaratar la defensa británica. Por el contrario, el General Gambier-Perry, desde su Cuartel General en Barce, al Este de Bengasi, tenía que autorizar cualquier empleo de los carros de la III Brigada Acorazada, la única reserva móvil británica, lo que, dada la poca capacidad de las transmisiones británicas, hacía que esta unidad se mantuviese prácticamente paralizada. Así, la solicitud de autorización para efectuar un contraataque que envió la III Brigada Acorazada fue denegada por el General Gambier-Parry, que estimó que quedaba poca luz diurna y temía perder a su unidad más potente.

Tras perder Mersa Brega, el DSG se estableció en defensiva en Agedabia, mientras que la III Brigada Acorazada se redesplegó en dirección a Suluq, perseguida por los carros alemanes. En teoría, desde Suluq podría reforzar al DSG en Agedabia, y contratacar hacia el Sur, sobre el flanco de una posible penetración alemana si Agedabia caía y Rommel intentaba avanzar hacia Bir Tengeder y Tobruk (rodeando las montañas de Cirenaica, como habían hecho los propios británicos pocas semanas antes), o contratacar sobre el flanco de una posible penetración alemana hacia Bengasi por la vía Balbia.

El General Neame ordenó a la III Brigada India, en ese momento al sur de Tobruk, que avanzase por la vía Balbia hacia Martuba, al sur de Derna, para estar preparada, bien para reforzar las defensas de Bengasi, bien para ocupar Mechili. Ésta última ciudad tenía una importancia fundamental, al albergar el único manantial de agua de entidad suficiente para abastecer a una unidad militar de cierta entidad al sur de las montañas de Cirenaica: si Rommel pretendía envolver a los británicos por el sur, necesitaba ocupar Mechili.

El terreno entre Mersa Brega y Bengasi era idóneo para el empleo de carros, pero absolutamente inadecuado para el combate de Infantería. En esas condiciones, las posibilidades del DSG de defender Agedabia eran inexistentes. Como consecuencia, cuando el 2 de abril las vanguardias alemanas llegaron a las posiciones británicas, el DSG se retiró por la vía Balbia hacia Bengasi, bajo presión de las fuerzas de Rommel. En consecuencia, el movimiento de la III Brigada Acorazada hacia Suluq, que ya era muy lento, debido a múltiples averías mecánicas, se hizo bajo la presión de las vanguardias acorazadas alemanas, por lo que el redespliegue se convirtió en una operación muy confusa, con frecuentes combates.

Ofensiva alemana, 3 de abril de 1941

Tomada Agedabia, Rommel tenía tres posibilidades: avanzar hacia Bengasi, por la vía Balbia, intentar destruir a la III Brigada Acorazada (única unidad británica capaz de detener a sus carros) en Suluq-Msus o progresar hacia Bir Tengeder, y, desde allí, bien hacia El Timimi y Tobruk o bien hacia Mechili y Derna, para aislar a todas las unidades británicas de su base logística en Egipto, repitiendo de forma inversa la maniobra empleada por los británicos en la ‘operación Compass’. Rommel decidió hacer las tres cosas simultáneamente: tras repostar a sus unidades, envió hacia Bengasi a la División de Infanteria Brescia, apoyada por los blindados del III Batallón de Reconocimiento, para fijar al DSG y aparentar que su intención era tomar Bengasi; su esfuerzo principal corrió a cargo del 5º Regimiento Panzer, apoyado por parte de la División Acorazada Ariete, en dirección a Msus, base logística de la III Brigada Acorazada; finalmente, el Batallón de Reconocimiento de la Ariete y el resto de la 5ª División Ligera se dirigieron hacia Bir Tengeder. La decisión de Rommel era, como era habitual en él, muy audaz y muy poco ortodoxa: había disgregado sus escasas fuerzas en tres esfuerzos divergentes, con escasa capacidad de apoyarse entre ellos, lo que contradecía las prácticas militares habituales y la tradición militar prusiana desde Federico el Grande, que intentaba llegar siempre a un ataque convergente sobre el punto clave del dispositivo enemigo (la citada kesselschlacht o ‘batalla de caldero’). Esta dispersión hacía tan débiles a las diferentes columnas alemanas que una reacción enérgica de los británicos podría haberlas derrotado una tras otra. Como era habitual, Rommel confiaba en la agresividad de sus tropas y la audacia de sus oficiales para ocultar la debilidad de sus fuerzas.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez