• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial. La primera ofensiva de Rommel: febrero-abril de 1941 (II)

La situación era bastante imprecisa para el mando británico: recibía información de los avances sobre la vía Balbia, de la presión sobre la III Brigada Acorazada al sur de Suluq y era consciente del riesgo de un avance italoalemán hacia Bir Tengeder y Mechili… Pero esto parecía implicar que las fuerzas alemanas eran mucho más potentes de lo esperado, lo que aconsejaba una retirada para salvar lo posible de la 2ª División Acorazada y a la 9ª División Australiana. Esta confusión se agravaba por incapacidad de la R.A.F. para efectuar vuelos de reconocimiento aéreo, dada la superioridad aérea alemana. El 2 de abril, Wavell se reunió con Neame en su Cuartel General en Barce, al Este de Bengasi, e intentó reemplazarlo por el General O’Connor, el exitoso jefe en ‘Compass’. O’Connor manifestó que no consideraba oportuno reemplazar a Neame en mitad de la operación, pero se ofreció a quedarse como ‘asesor’, puesto de cometidos poco claros… Como Wavell no confiaba en Neame, frecuentemente lo ‘puenteaba’, enviando instrucciones directamente a los jefes de las unidades del XIII Cuerpo de Ejército. La consecuencia fue una estructura de mando confusa, en la que los diferentes generales británicos (Wavell, Neame, O’Connor, Gambier-Perry…) comenzaron a lanzar a sus unidades órdenes frecuentemente contradictorias. En todo caso, para el día 3 de abril, la III Brigada Acorazada solo disponía de 18 carros ligeros, 26 M-13/40, y 12 Cruisers en estado operativo. Ya no era rival para el potente 5º Regimiento Panzer, y aún no había conseguido reunirse en Suluq.

El día 4 de abril, la División de Infantería Brescia tomaba Bengasi casi sin lucha: el DSG, con un solo Batallón de Infantería muy desgastado, un Grupo de Artillería incompleto y un Batallón Contracarro que había sufrido muchas pérdidas, era una unidad que no podía rivalizar con la División italiana, reforzada con los blindados de reconocimiento alemanes, y apoyada por la Luftwaffe. Por otra parte, los británicos no habían ordenado a su intacta 9ª División Australiana que defendiese la ciudad (lo que habría imposibilitado a los italoalemanes tomar Bengasi), por lo que seguía en sus posiciones originales al Este de la ciudad, preparando su evasión hacia Tobruk. De hecho, el intento de los italianos de avanzar hacia el Este por la vía Balbia, se topó con la firme resistencia de los australianos de la 9ª División, en un terreno que ya no era apto para el empleo de blindados.

El 5 de abril, el Eje tomaba Bir Tengeder, que no estaba guarnecido. Si, hasta la toma de Bengasi, Rommel se mantenía – con muchas licencias – dentro de las órdenes recibidas (aunque, en teoría, debía esperar la llegada de la 15ª División Panzer antes de iniciar ninguna acción ofensiva), la toma de Bir Tengeder, muy al Este de Bengasi, era una desobediencia manifiesta a las órdenes impartidas por Von Brauchitsch. Desde Bir Tengender, Rommel lanzó sus vanguardias hacia Mechili, al Norte y hacia El Timimi, en la costa, al Norte de Tobruk. Por su parte, la III Brigada Acorazada británica comenzó su repliegue desde Suluq hacia Mechili, por el Sur de las montañas de Cirenaica, mientras que la III Brigada Motorizada India recibió la orden de ocupar y defender Mechili, apoyándose en un antiguo fuerte italiano. El Cuartel General de la 2ª División Acorazada también comenzó su repliegue hacia Mechili.

El 6 de abril, el 5º Regimiento Panzer ocupaba Msus y se apoderaba de los depósitos logísticos de la III Brigada Acorazada. Fuerzas italoalemanas comenzaron a llegar a Mechili desde Bir Tengeder. Aunque su entidad no permitía un ataque en fuerza contra los infantes de la III Brigada Mecanizada India, sí resultaban suficientes para aislar la localidad y el fuerte. Por su parte, las vanguardias alemanas enviadas desde Bir Tengeder ocuparon El Timimi, y comienzaron reconocimientos hacia el Norte por la vía Balbia, en dirección a Derna. En un golpe de suerte, una de estas patrullas capturaba a los Generales O’Connor y Neame cuando se desplazaban en coche por la vía Balbia al Sur de Derna, sin ser conscientes de la proximidad de las fuerzas italoalemanas.

El 8 de abril, el 5º Regimiento Panzer, la División Acorazada Ariete y la mayoría de la 5º División Ligera llegan a Mechili, antes de que los restos de la III Brigada Acorazada llegasen a unirse a la III Brigada Motorizada India. Con estas fuerzas, Rommel realizó un vigoroso ataque sobre las posiciones británicas, tenazmente defendidas por los hindúes. Sin embargo, sin apenas medios contracarro y sin Artillería de Campaña (con la excepción de un solitario 18 pdr.), las posibilidades de éxito de los defensores eran muy escasas (como había sucedido con los infantes italianos pocos meses antes). En consecuencia, el ataque tuvo éxito y los alemanes ocuparon Mechili, haciendo 3.000 prisioneros (entre ellos, el General Gambier-Parry, jefe de la 2ª División Acorazada) y capturando gran número de vehículos y una importante cantidad de suministros.

La resistencia británica en Mechili había forzado a Rommel a debilitar las fuerzas enviadas hacia El Timimi y Derna, de forma que la mayor parte de las Brigadas de la 9ª División Australiana pudieron escapar del cerco (más teórico que real, dada la escasa entidad de las fuerzas del Eje que cerraban la via Balbia entre Derna y Tobruk), y llegar a Tobruk. Así, en esta ciudad se concentró toda la 9ª División Australiana, que recibió como refuerzo una Brigada de Infantería de la 7ª División Australiana, enviada apresuradamente desde Egipto. Así, el General Morshead, jefe de la 9ª División, disponía de cuatro Brigadas, más los restos de muchas unidades, totalizando unos 30.000 soldados, para enfrentarse a las mermadas fuerzas de Rommel, que apenas llegaban a los 25.000.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, con sede en Cartagena, España.

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez