• Buscar

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: La toma de Creta: ‘Operación Merkur’ (3)

https://global-strategy.org/evolucion-de-la-doctrina-militar-en-la-segunda-guerra-mundial-la-toma-de-creta-operacion-merkur-3/ Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: La toma de Creta: ‘Operación Merkur’ (3) 2020-07-18 07:30:00 Carlos Javier Frías Sánchez Blog post War Studies Doctrina militar Segunda Guerra Mundial
Print Friendly, PDF & Email

El general Freyberg distribuyó sus tropas a lo largo de la costa Norte de la isla, preparándose para un ataque anfibio. Sin embargo, el servicio de inteligencia británico – apoyándose en mensajes interceptados a los alemanes tras romper el código de sus máquinas encriptadoras Enigma – apuntaban a un ataque aerotransportado, estableciendo como objetivos principales los aeródromos de Maleme, Rethymno y Heraklion, y el puerto de La Canea. Pese a estas informaciones, Freyberg era escéptico: nunca se había efectuado un ataque de esas características. Incluso con estas dudas, el dispositivo defensivo británico se adaptó para repeler un ataque como el anunciado. Así, la principal unidad británica, la 2ª División de Infantería Neozelandesa se estableció en defensiva en la zona de Maleme, la XIX Brigada de Infantería australiana hizo lo propio en Rethymno y la XIV Brigada de Infantería británica se ocupó de Heraklion.

Freyberg solicitó permiso para inutilizar las pistas de los aeródromos, pero no fue autorizado a hacerlo: el mando británico en Egipto, evaluando la entidad de la fuerza alemana que era posible transportar por aire y la de la fuerza aliada desplegada en la isla, y considerando perdido el factor sorpresa por parte alemana, entendía que la invasión podía ser rechazada, y, a fin de cuentas, el valor estratégico de Creta residía precisamente en sus aeródromos, en su capacidad para albergar bombarderos británicos con alcance sobre los pozos petrolíferos de Ploesti. Como parte de su plan defensivo, Freyberg repartió su única Batería de Artillería Antiaérea entre los dos aeródromos principales, Maleme y Heraklion. Los carros disponibles, en mal estado, apenas tenían movilidad en la agreste orografía de la isla, por lo que se emplearon como “búnkeres móviles”, en grupos de dos o tres, apostados cerca de las pistas de los aeródromos.

Para ejecutar su plan de invasión, los alemanes realizarían un ataque simultáneo con los tres Regimientos Paracaidistas de la 7ª División y el Regimiento de Asalto Aéreo, organizados en tres Agrupaciones Tácticas (Kampfgruppe). El primero, compuesto por el Regimiento de Asalto Aéreo y el 3er Regimiento de Paracaidistas saltaría sobre Maleme (Kampfgruppe Oeste), el segundo, compuesto por dos Batallones del 2º Regimiento de Paracaidistas, lo haría sobre Rethymno (Kampfgruppe Centro), y el tercero, con el 1er Regimiento de Paracaidistas, más el Batallón restante del 2º, lo haría sobre Heraklion (Kampfgruppe Este). El jefe de la 7ª División, general Süssman, saltaría con el Kampfgruppe Centro, y establecería su puesto de mando en tierra, para dirigir la operación.


Plan de ataque aerotransportado alemán

Puesto que la capacidad de transporte de los 530 Ju-52 (capaces de transportar un máximo de diecisiete soldados equipados cada uno) y los 80 planeadores DFS-230 (cada uno de ellos podía transportar diez hombres) disponibles no permitían lanzar simultáneamente a los tres Regimientos, la primera oleada saltaría sobre el aeródromo de Maleme y los alrededores de La Canea el 20 de mayo por la mañana, mientras que los otros dos Regimientos saltarían sobre Rethymno y Heraklion la tarde de ese mismo día.

En los alrededores de Maleme desplegaba la V Brigada de Infantería neozelandesa, compuesta por cuatro Batallones neozelandeses, el XXI, el XXII, el XXIII y el XXVIII, junto con un destacamento de Ingenieros y tres Baterías de Artillería muy heterogéneas. El despliegue de la V Brigada estaba orientado a defenderse de un ataque naval, desplegando en línea sobre la costa, de Oeste a Este, el XXII Batallón en el aeródromo, el XXIII Batallón al Este del aeródromo, el destacamento de Ingenieros (que, sin equipo, actuaba como Infantería ligera) al norte del pueblo de Modhion y el XXVIII Batallón en Platanias, cerca ya de Galatas. El XXI Batallón (muy disminuido) actuaba como reserva, y desplegaba al Sur del XXIII Batallón.

Al Este de la V Brigada, en el sector de Galatas, desplegaba la X Brigada neozelandesa, una unidad heterogénea, compuesta de dos Regimientos griegos (con instructores neozelandeses), un Batallón de Infantería neozelandés creado a partir de restos de otras unidades (mecánicos, personal logístico y artilleros sin piezas) y un Grupo de Caballería neozelandés, con una veintena de Universal Carrier

La Canea estaba guarnecida al Sur por la IV Brigada Neozelandesa, con tres Batallones de Infantería, más uno de los Regimientos griegos, una Batería de Artillería de Campaña con cuatro piezas, junto con restos de muchas otras unidades, como el 102º Regimiento Contracarro “Northumberland Hussars” o el 106º Regimiento de Artillería Antiaérea “Lancashire Hussars”, (ambos operando como Infantería ligera, por falta de material), un Batallón de Royal Marines, Comandos…. En los alrededores de La Canea había además una veintena de piezas antiaéreas pesadas y seis piezas de costa en emplazamientos fijos.

El Kampfgruppe Oeste, alemán, saltaría sobre el aeródromo de Maleme y la ciudad de La Canea. Dos Batallones del Regimiento de Asalto Aéreo tomarían el aeródromo: el I Batallón del Regimiento de Asalto Aéreo aterrizaría sobre el propio aeródromo en planeadores, mientras que el III Batallón saltaría más al Este, para proteger el aeródromo de contraataques llegados por la carretera costera desde el Este. El 3er Regimiento de Paracaidistas saltaría en Galatas, algo al Oeste de La Canea, cerca de la prisión local, y el Batallón restante del Regimiento de Asalto Aéreo saltaría en la península de Akrotiri, situada al Noreste de la ciudad, junto con el Cuartel General de la 7ª División, que llegaría en planeadores. Desde Galatas y la península de Akrotiri, las dos unidades avanzarían para tomar el puerto.

Avatar
Carlos Javier Frías Sánchez

Carlos Javier Frías Sánchez es Coronel Jefe de la Secretaría Técnica de la División de Planes Estado Mayor del Ejército español

Ver todos los artículos
Avatar Carlos Javier Frías Sánchez