• Buscar

Gerasimov y la Academia (rusa) de Ciencias Militares

https://global-strategy.org/gerasimov-y-la-academia-rusa-de-ciencias-militares/ Gerasimov y la Academia (rusa) de Ciencias Militares 2021-02-16 18:42:00 José-Miguel Palacios Blog post Política de Defensa Rusia
Print Friendly, PDF & Email

El pasado 25 de diciembre de 2020, la Asamblea General de la Academia de Ciencias Militares de Rusia eligió como nuevo presidente al actual Jefe del Estado Mayor General, General de Ejército Valeri Gerasimov. El puesto estaba vacante desde el fallecimiento del General de Ejército Gareiev el 25 de diciembre de 2019[1].

En el programa del candidato, publicado en la página oficial de la Academia, no hay indicaciones claras sobre sus intenciones al frente de la institución. Cuando, por ejemplo, afirma que “La misión más importante de la Academia de Ciencias Militares debe seguir siendo la investigación científica, fundamental, exploratoria y aplicada, sobre cuestiones actuales de arte militar, organización militar, mando y control militar, desarrollo de armamento y equipo, historia militar, etc.” no hace sino repetir una fórmula que ha sido utilizada reiteradamente por la Academia desde su fundación en 1995. En cualquier caso, en el propio programa se especifica que en él “solo se expone la dirección de acciones prioritarias del Presidente, Presidium y jefaturas de las secciones y de las filiales regionales”, no “todas las posibles orientaciones del futuro trabajo de la Academia”[2]

El General Gerasimov lleva más de ocho años al frente del Estado Mayor General (desde noviembre de 2012)[3], por lo que su retiro no debería estar muy lejano en el tiempo. Cuando se haga efectivo, Gerasimov podrá seguir representando un papel importante en la definición de la política de defensa y la política militar rusas desde su nuevo puesto al frente de la Academia de Ciencias Militares.

La ciencia militar en el sistema ruso de investigación científica

En el sistema soviético y ruso[4], la ciencia militar es una de las ramas de la ciencia reconocidas oficialmente, y tiene asignado su propio código (el 20.00.00 y subdivisiones[5]) en la nomenclatura de especialidades científicas, versión 2017/2018[6]. A diferencia de las demás ramas científicas, no es competencia del Ministerio de Educación y Ciencia, sino del de Defensa.

En los centros superiores de enseñanza militar, como la Academia del Estado Mayor General, se utilizan los rangos académicos de Profesor (catedrático, diríamos en España) y Docente, como en las universidades civiles. Los centros militares pueden otorgar títulos de doctor y candidato a doctor en ciencias militares[7].                                                           

La Academia de Ciencias Militares

La Academia de Ciencias Militares fue fundada en 1994 y está registrada como “asociación” en el Ministerio de Justicia. Un decreto presidencial de 1995 la reconoció como de utilidad pública. Oficialmente, no recibe fondos estatales, sino que se financia con el importe de los contratos que ejecuta[8].  No forma parte de la Academia de Ciencias de la Federación Rusa, ni está directamente relacionada con ella. La mayor parte de sus miembros (incluidos los más conocidos) son militares retirados, aunque los hay también en activo. Edita una revista, Vestnik AVN, que se encuentra entre las publicaciones militares rusas más prestigiosas.

Consta de dieciséis secciones y dispone también de delegaciones regionales. Las secciones son:

1. Enseñanzas generales sobre la guerra y el ejército.

2. Pronóstico estratégico y tecnológico.

3. Seguridad nacional

4. Política de defensa

5. Arte militar

6. Historia militar

7. Política militar

8. Defensa aérea y cósmica

9. Sección aviación y cosmonáutica

10. Marina de Guerra

11. Servicio Federal de Seguridad (FSB) y Guardia Nacional

12. Asuntos de los cosacos

13. Desarrollo de la infraestructura

14. Complejo militar industrial y cooperación científica y técnica

15. Relaciones internacionales

16. Derecho militar

Las 22 filiales regionales de la Academia de Ciencias Militares son: San Petersburgo, Smolensk, Novosibirsk, Nizhni Novgorod, Saratov (Volga), Bashkiria, Bielorrusia[9], Tver, Rostov (Cáucaso Norte), Kaliningrado, Udmurtia, Voronezh, Riazan, Amur, Baikal, Región de Moscú, Omsk (Siberia), Volgogrado, Crimea, Kostroma, Orlov y Krasnodar.

Gareiev, el primer presidente

Desde la fundación de la Academia hasta finales de 2019 fue presidente de la Academia el General de Ejército (retirado) Gareiev. El desarrollo de la Academia se ha debido, en gran parte, al prestigio personal de su primer presidente.

Majmut Ajmetovich Gareiev[10] nació en 1923 en una familia tártara y luchó en la Segunda Guerra Mundial, que terminó con el empleo de Mayor. En su larga carrera militar, se alternaron los destinos de mando (llegó a mandar una División) y de Estado Mayor, tanto en la fuerza como (a partir de 1974) en el Estado Mayor General. Fue también consejero militar en Egipto (1970-71) y en Afganistán (1989-1990). Se retiró en 1992 con el empleo de General de Ejército.

A diferencia de otros conocidos pensadores militares rusos[11], Gareiev nunca trabajó en los centros militares de enseñanza o de investigación y no fue hasta 1986, siendo ya Coronel General, cuando defendió su tesis doctoral. En cualquier caso, su libro Mijail Frunze, teórico militar[12], publicado en 1985, fue una de las obras capitales del pensamiento militar durante la perestroika. A partir de su retiro se interesó, sobre todo, por las posibles características de las guerras futuras.

Referencias de Gerasimov a la Academia de Ciencias Militares

Desde su nombramiento como Jefe del Estado Mayor General (2012), Gerasimov ha participado en las conferencias anuales de la Academia de Ciencias Militares y ha utilizado este foro para explicar en detalle sus ideas sobre el empleo de las Fuerzas Armadas en las condiciones existentes en la actualidad.

En sus intervenciones, el general Gerasimov se ha referido también al papel que, en su opinión, debe representar la Academia de Ciencias Militares en apoyo del sistema de seguridad y defensa del país. En particular, ha identificado algunas de las tareas de las que podría encargarse la Academia:

  • “Debemos admitir que, si bien comprendemos la esencia de las operaciones militares tradicionales llevadas a cabo por fuerzas armadas regulares, nuestro conocimiento de las formas y métodos asimétricos es, sin embargo, superficial. En este sentido, está creciendo el papel de la ciencia militar,  que debería establecer una teoría integral de tales acciones. Los trabajos y las investigaciones de la Academia de Ciencias Militares podrían ayudar en esta tarea” (2013).
  • “El potencial científico de la Academia debe utilizarse eficazmente en aras de formar las bases teóricas de la realización de operaciones militares, desarrollar medidas militares y no militares en los conflictos armados modernos y evaluar su equilibrio. (…) A partir de 2014 y sobre la base de propuestas recibidas de la Academia de Ciencias Militares, se prevé iniciar el proyecto de investigación ‘Defensa’, orientado a formar un sistema moderno de conocimiento sobre la guerra y la defensa del Estado, identificando las leyes básicas de los enfrentamientos internacionales modernos, teniendo en cuenta el uso del llamado ‘poder blando’…” (2014).
  • “La Academia de Ciencias Militares representa el papel más importante en la resolución de problemas científicos en interés de la defensa del país. La contribución de la Academia al estudio de la naturaleza de las guerras modernas y los problemas de la disuasión estratégica es especialmente importante” (2016).
  • “En este sentido, quisiera detenerme en las tareas prioritarias de la Academia de Ciencias Militares y de la ciencia militar en general. En primer lugar, está el estudio de nuevas formas de confrontación interestatal y el desarrollo de formas efectivas para contrarrestarlas” (2017).

Por otra, ha instado al Estado Mayor General y a la Academia del Estado Mayor General a que intensifiquen su cooperación con la Academia de Ciencias Militares:

  • “Estoy convencido de que seguirán desarrollándose y mejorando los estrechos vínculos entre la Academia de Ciencias Militares y el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa” (2013).
  • “Además de las organizaciones de investigación y las instituciones educativas militares del Ministerio de Defensa, es aconsejable involucrar más activamente en el trabajo científico a los órganos ejecutivos federales, a los institutos de la Academia de Ciencias de Rusia y, por supuesto, a la Academia de Ciencias Militares. La Academia, (…) con su combinación de experiencia y profesionalismo, debería participar más activamente en el desarrollo de las cuestiones relacionadas con la defensa de la Federación Rusa” (2014).
  • “Sin exagerar, se puede decir que la necesidad del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia de realizar actividades conjuntas con la Academia de Ciencias Militares solo crecerá” (2016).
  • “La estrategia debe encargarse de predecir la naturaleza de las guerras futuras, de desarrollar nuevas ‘estrategias’ para su conducción y de preparar al estado y a sus Fuerzas Armadas para la guerra. En este sentido, es necesario actualizar la lista de tareas de investigación, completándolas con nuevas áreas de actividad científica. Por supuesto, el trabajo en estas áreas de estrategia militar debe ser dirigido por la Academia Militar del Estado Mayor en conjunto con la Academia de Ciencias Militares” (2019).

Conclusión: el futuro

Cuatro ideas que surgen de todo lo anteriormente expuesto:

  • Valeri Gerasimov, tras su elección como Presidente de la Academia de Ciencias Militares, tendrá más facilidades para seguir representando un papel importante en el proceso de definición de la política de defensa y militar rusa incluso después de su retiro.
  • En general, la Academia está proporcionando a los cuadros militares retirados la posibilidad de emprender una “segunda carrera”, en la que su experiencia y sus conocimientos pueden resultar útiles. El interés que el Jefe del Estado Mayor General ha dedicado durante los últimos años a estrechar la colaboración con la Academia de Ciencias Militares ha permitido que el trabajo de los miembros de esta pueda tener un impacto directo sobre el trabajo real del Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas.
  • Lo que en el Estado Mayor General valoran más de la posible producción de la Academia de Ciencias Militares es todo lo relativo a la teoría general de la guerra y su adaptación a las condiciones imperantes en la actualidad. Es posible que consideren que una asociación que se encuentra fuera de la cadena de mando tiene una libertad mayor para explorar nuevos caminos, para “salirse de la cuadrícula”. En cuestiones más próximas al desempeño práctico de las Fuerzas Armadas, la posible contribución de la Academia no es tan valorada (o, por lo menos, esa es la impresión que se obtiene de las referencias públicas).
  • El presidente Putin muestra un gran interés por el desarrollo de la ciencia militar y, en particular, durante sus últimos años lo ha mencionado entre los objetivos prioritarios del Ministerio de Defensa. Según indicaba en diciembre de 2020, “la modernización técnica del ejército y la marina requiere la introducción de nuevas formas y métodos de actuación de las tropas, y para ello es necesario desarrollar la ciencia militar. No se trata tan solo de estudiar la experiencia de los conflictos armados modernos y de las guerras locales, sino también de hacer pronósticos para el futuro, en particular sobre la introducción de armas basadas en nuevos principios físicos en los ejércitos de algunos países extranjeros”[13]. Parece que se trata de un tipo de conocimiento más aplicado que el que Gerasimov mencionaba en sus exposiciones ante la Academia de Ciencias Militares.

[1]     Ver http://www.avnrf.ru/index.php/vse-novosti-sajta/1334-o-provedenii-31-oktyabrya-2020-g-obshchego-sobraniya-avn-po-vyboram-prezidenta-akademii-voennykh-nauk (acceso: 01.12.2020).

[2]     Ver http://www.avnrf.ru/index.php/vybory (acceso: 01.12.2020).

[3]     En los últimos cien años solo lo supera el mariscal Matvei Zajárov (1960-1963 y 1964-1971). 

[4]     Bielorrusia sigue también el mismo sistema.

[5]     Así, por ejemplo, el código 20.01.01 está atribuido a los fundamentos de la ciencia militar, el 20.01.02 a la estrategia, 20.01.03 al arte operacional, 20.01.04 a la táctica, o 20.02.22 a la historia militar.

[6]     Ver Приказ Минобрнауки России от 23.10.2017 N 1027 (ред. от 23.03.2018) “Об утверждении номенклатуры научных специальностей, по которым присуждаются ученые степени” (Зарегистрировано в Минюсте России 20.11.2017 N 48962). En http://www.consultant.ru/document/cons_doc_LAW_283150/ (acceso: 15.02.2021).

[7]     Rusia, como la URSS y varios países postsoviéticos, tiene dos niveles de doctorado. Ver Candidato de Ciencias. (2020, 29 de septiembre). Wikipedia, La enciclopedia libre. https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Candidato_de_Ciencias&oldid=129660785 (acceso: 16.02.2021).

[8]     La página oficial de la Academia (http://www.avnrf.ru/) no ofrece detalles sobre la identidad de los clientes.

[9]     Aunque Bielorrusia es un estado independiente, forma parte, junto con Rusia, de una “Unión de Estados” y sus Fuerzas Armadas tienen una relación muy estrecha con las rusas. El director de esta filial regional, Viacheslav Shumilov, es general del Ejército bielorruso. Por su parte, Kazajistán dispone de su propia Academia de Ciencias Militares, completamente independiente de la rusa (ver https://avn.kz/, acceso: 1 DIC 2020).

[10]   Para una biografía de Gareiev, ver https://ru.wikipedia.org/wiki/%D0%93%D0%B0%D1%80%D0%B5%D0%B5%D0%B2,_%D0%9C%D0%B0%D1%85%D0%BC%D1%83%D1%82_%D0%90%D1%85%D0%BC%D0%B5%D1%82%D0%BE%D0%B2%D0%B8%D1%87 (acceso: 1 DIC 2020). La versión española que se obtiene a través de un traductor automático (translate.google.com, por ejemplo) es perfectamente comprensible.

[11]   Por citar solo algunos casos, Dmitri Volkogonov desarrolló la mayor parte de su carrera en la antigua Dirección General Política de las Fuerzas Armadas soviéticas, fue ayudante de cátedra en una academia superior militar y, más tarde, Director del Instituto de Historia Militar. Por su parte, Valentin Larionov fue quince años profesor (catedrático) en la Academia del Estado Mayor General. El perfil profesional de Gareiev es completamente distinto.

[12]   Gareiev, M.A. (1985). МВ Фрунзе-военный теоретик: взгляды МВ Фрунзе и современная военная теория. Moscú, Voienizdat. Hay edición en inglés: Gareev, M. A. (1988). MV Frunze, military theorist. Pergamon.

[13]   Ver Putin, Vladimir (21.12.2020). Расширенное заседание коллегии Минобороны (Reunión ampliada del Colegio del Ministerio de Defensa). http://www.kremlin.ru/events/president/news/64684 (acceso: 04.01.2021).

Avatar
José-Miguel Palacios

José Miguel Palacios es Coronel de Infantería y Doctor en Ciencias Políticas, España

Ver todos los artículos
Avatar José-Miguel Palacios